Artículo – El Castigador – Purgatorio

https://www.zonazhero.es/cotu-9-punisher-purgatorio-de-christopher-golden-thomas-e-sniegoski-y-bernie-wrightson

Iron Maiden no sería Iron Maiden si se pusiera a hacer Cumbia Yeye. Alejandro Sanz no vendería discos si hiciera versiones de Cradle of Filth, que por si no lo sabéis, es una banda de Black Metal liderada por un señor muy chiquitico que grita mucho. No. Cuando me preguntan sobre la etapa de Azzarello en Hellblazer siempre digo lo mismo: ESE no es Constantine. Pues bien, si me preguntáis por Purgatorio, os diré exactamente lo mismo. ESE no es Frank Castle.

Seamos serios: los personajes no nos pertenecen, los hacemos nuestros, pero no SON nuestros. Por diferentes motivos, existe una extraña dificultad a la hora de asimilar y aceptar cambios importantes en nuestras series favoritas: “Que el Capitán América es de Hydra, quememos al guionista”. “Que Spiderman es negro, quememos al guionista”. “Que ha subido el precio de los pomelos, quememos al guionista”. Y no (nótese que es la segunda vez que uso un “no” tajante). Soy de ésos que se alegran cuando una editorial introduce novedades y se arriesga; si no existieran editores que se la juegan, Gwen Stacy seguiría viva, Jean Grey no habría muerto, Genosha no habría sido destruida, etc, etc… A lo largo de la historia del cómic hay ejemplos de cómo colecciones sumidas en la miseria fueron rescatadas por “jugársela”. No hablo de tener una Hidra de Lerna (hidra, sí, soy un cachondo) desbocada que se agita sin objetivo dando bandazos de un lado o a otro. Hablo de crear, de experimentar con control, con cabeza, con coherencia y siendo conscientes de lo que se tiene entre las manos.



Deja un comentario